Femicidios. Palabras que matan. en web Noticias.

SOCIEDAD / 17 de mayo de 2015

Femicidios: Palabras que matan

La forma en que se habla sobre los crímenes de mujeres a manos de sus parejas marca cómo se piensa. Cuidado con las palabras.

Por

No a la violencia contra la mujer

Ahora que los asesinatos de mujeres por el hecho de ser mujeres ocupan el centro en los medios masivos de información y no un espacio sobrante sin publicidad, es el momento para machacar otra vez sobre el uso de las palabras, uno de los tantos hinchapelotismos de las feministas mala onda. Porque entre “los comunicadores” nunca falta el distraído, el guardián de la costumbre o, simplemente, el misógino canchero que mete la pata hasta el cuello. No se trata de una pulcritud polite sino de razones ideológicas profundas: quien dice mal es porque piensa mal y por lo tanto, comunica, difunde, reproduce lo que debe ser desterrado de ese deseado mundo en que las relaciones igualitarias nos amparen a todos.

Los integrantes de PAR, es decir, Periodistas de Argentina en Red “por una comunicación no sexista” elaboraron en el 2008 un decálogo para el tratamiento periodístico de la violencia contra la mujer que fue acercado a periodistas y editores. Y que habrá que seguir acercando. Breve y clarísimo. De lectura obligatoria, aquí resumimos tres de las reglas que marcan la cancha a los “errores” más reiterados:

-No hay violencia en general sino que estamos hablando de violencia contra las mujeres, violencia de género o violencia machista, los tres términos correctos para referirse a este delito y problema social.

–Basta de “crimen pasional” para referirse a femicidios: no se mata por un exceso de amor romántico.

–No hay motivos ni justificaciones para la violencia de género: la única es el control y la dominación que determinados hombres ejercen contra las mujeres.

Anuncios