Otra trama. revista Noticias.

Resistiendo

Otra trama. Periodístico cultural. Viernes a la medianoche por Canal 7. Director: Gabriel Fullone. Conducción: Osvaldo Quiroga. Producción: TV Pública.

Por

00_Televisión

★★★1/2 Cuánto pero cuánto riesgo lleva expresar a los cuatro vientos “¿y qué onda un programa que hable del cine, el teatro, las artes plásticas, la literatura, la música?”. Ufff, cuidado porque te caerá el sayo de aburrido, pacato, antiguo. Peor: elitista que no comprende el gusto de las masas. Todavía más abajo: iluso soñador anclado en un mundo irreal. En fin, pusilánime que no entiende el negocio. Mandarte al cable puede que sea la respuesta más amable. Pero entonces, sí, el desafío será ser divertido, tal vez didáctico, tener muy claro a quién va dirigido. Por supuesto que todas esas exigencias tienen sentido. El problema es que siempre, rigurosamente, esas respuestas deben darlas los infelices que quieren informar acerca de una película, una obra de teatro, un museo al que perderle el miedo.
Guglensenlón, grita la hinchada. Para esos nichos están los blogs, youtube, páginas especializadas: suele escucharse eso y es verdad. Hay de todo para todos los gustos porque la cosecha de opinión nunca se acaba. ¿Y? ¿Por esa razón los programas de chimentos arrasan la tevé abierta sin dejarles lugar a los espectáculos? ¿Acaso las irrefrenables publicidades de antipiojos y de jarabes antitós se negarían a aparecer en un programa donde el tema fuera un libro o un actor no famoso? ¿O la inercia de la repetición es ley? ¿De quién es el prejuicio?
Toda esta perorata inutilísima viene a cuento de una resistencia. La de Osvaldo Quiroga (trinchera que comparte con Cristina Mucci), un periodista y crítico (uy, cuco) que insiste desde hace casi veinte años con hacer un programa (primero en Cablevisión y a partir de 2000 por Canal 7) que primero se llamó “El refugio de la cultura” y hoy “Otra trama”, un título con menos historia pero más interesante que el original, que peca de explícito y un poquitín pedante.
Y aquí me hago cargo de lo que se hace siempre: ponerse los anteojos y exigirle al ciclo “cultural” excelencia en los detalles. Que no sea ampuloso pero tampoco banalice el contenido; que no dé veladas paquetas pero a quién se le ocurre la cumbia en el Colón; que traiga a figuras emergentes pero cómo se olvida de los miembros fundadores; y etcétera. Muchos de esos detalles son criticables en “Otra trama” y bienvenidas esas polémicas. En mi caso, podría preguntarle a Quiroga por qué la televisión queda afuera de su mundo, por qué mantiene a raya algunos géneros y esto y lo otro, pero no importa. En un momento en que la opinión pública está focalizada en “6,7,8” sí o no, es mucho más urgente cuidar otros trapos: el chiquito espacio de medianoche que tiene gente que no es convocada por el resto de la televisión privada. Después discutamos si le sacamos el blazer al conductor, pero mientras tanto, a dejar prendida esa lamparita. No porque se trate de iluminar el rumbo sino porque es casi la única puerta abierta para muchos artistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s