Mabby Autino. Entrevista revista Noticias

Mabby Autino (45)

Maquillar es ver desnudo al rey. Quien lo haga toma prestado un poder con riesgo. Atesora secretos que no puede gastar y comparte una cercanía que no da derechos. Es la intimidad con reglas, un juego de avanzar y ceder donde el objetivo es la belleza y la cuestión, subterránea a las capas de make-up, es quien se la adjudica. Mabby Autino pertenece a esa elite de maquilladores que vuelan sobre sus pinceles por los castillos de la ilusión: canales de televisión, salones de moda, eventos a beneficio, desfiles en escalinatas, lugares cómoteventetratan y donde el flash funde en composé el parecer y el ser. Pero también es el hada bienhechora de los imperfectos y los adictos a envejecer, la reina de los tips para la mujer apurada y la que cumple el sueño de la noche maravillosa una vez y nada más.

Siempre me gustó maquillar. Desde chiquita, a mis tías las pintarreajaba y peinaba todas. Pero no me quedó ninguna duda a los 13 años, cuando mi mamá que es cosmiatra, me llevó al laboratorio donde compraba las cremas y el químico me mostró cómo se fabricaban los lápices de labios. Ahí nomás le dije que quería estudiar maquillaje”, dice Autino, hoy dueña de su propia escuela, con cursos profesionales y para todo público, y de la empresa cosmética Mabby pro make up (que presentará la colección otoño-invierno el lunes 16 en la Argentina Fashion week).

Al mismo tiempo que la secundaria, empezó a estudiar en la escuela de Horacio Pisani (el de “Obras maestras del terror” y “La tregua”). El papá tuvo que pedir autorización a las monjas del colegio para que la dejaran salir los lunes una hora antes “para hacer un curso de computación”: “Al menos así me lo contó. Porque la verdad es que nadie me preguntó nunca sobre computación y yo terminé maquillando hasta a las monjas para los actos”, cuenta la chica de Caballito, hija y nieta de mujeres paraguayas, coquetas, ultrafemeninas, obsesivas del orden y los detalles.

Vengo de una cuna de buen gusto. La familia de mi mamá tuvo mucho dinero pero cuando tenía 18 perdieron todo y ella tuvo que salir a trabajar y mantener la casa. Pero lo que aprendió en esos primeros años lo volcó en sus hijos”, dice la mayor de tres hermanos. El papá era empleado y con mucho esfuerzo, logró recibirse de abogado a los 51 años. Pero, a poco de empezar a ejercer la profesión, falleció a los 55.

Noticias: Creció entre la disciplina del esfuerzo y el cuidado de las formas

Mabby Autino: Sí, de clase media y punto. Era precoz, siempre me gustó tener mi plata y encontrar la manera de hacer lo que quería. Soñaba con mi fiesta de quince y para ayudar a mis padres, me fui a trabajar a la panadería de la esquina de casa. Mi papá no lo podía creer: yo, que me creía la cancherita del barrio, ahí estaba desde las 6 hasta las tres de la tarde. Y tuve mi fiesta de quince.

Noticias: ¿Nunca se imaginó modelo o actriz?

Autino: A los 14, 15 años, cuando te empezás a descubrir mujer -antes era más tarde que ahora y lo veo en mis hijas Camila (11) y Florencia (9)-, vivía mirándome al espejo, posando y me encantaba que me sacaran fotos. Pero no soñaba con ser modelo porque sabía que ni el físico ni la altura me daban. Me gustaba todo el mundo que lo rodeaba.

Noticias: ¿Nunca tuvo complejos con su cuerpo como tantas adolescentes?

Autino: No, la verdad que no. Tuve muy buena figura hasta los 22 cuando empecé a engordar y a cuidarme. Pero siempre me gustó lo femenino y lo sexy, ponerme un top de mi mamá, mostrar los hombros y creérmela. Mi hermana, en cambio, se ponía ropa grande, era más varonera, no le importaba nada. Ahora nada que ver, se produce más que yo.

Cuando terminó el colegio, Autino ingresó al Instituto Superior de Arte del teatro Colón donde aprende caracterizaciones y maquillaje teatral. Con el mundo de la moda entra en contacto recién cuando empieza a trabajar en la escuela de Tini de Bucourt (donde fueron alumnas Dolores Barreiro, Carolina Peleritti, Florencia Raggi). “Fue muy importante porque Tini enseñaba de manera integral, la persona y la modelo, todo para estar perfecta, las manos, los pies divinos… Ahora hay chicas que vienen con las patas roñosas que da asco, que tenés que acomodarlas para que no se les vean en las fotos. Aunque noté que Lorena Ceriscioli está manejando un target diferente de chicas, las está educando de otra manera”, dice sobre la ex modelo y empresaria.

Noticias: ¿Cómo la recibió a usted el mundo de la moda?

Autino: Hasta el día de hoy siento que observo desde el lado de afuera. Disfruto muchísimo mi trabajo, me da una felicidad enorme, no me creo absolutamente nada, pero miles de veces llego a mi casa y le digo a Daniel, mi marido, “me ponés la cabeza en su lugar” porque acabo de ver de todo y no sé cómo estoy ahí si no tiene nada que ver con mi vida.

Noticias: ¿La han maltratado alguna vez? ¿Hay personajes difíciles?

Autino: No puedo estar en un lugar con mala onda. Puede haber días difíciles pero siempre con respeto. Una vez sola, recuerdo un sutil maltrato por parte de una conductora, hace muchos años, que ya tenía fama de eso. Le puse el freno de entrada: “Si no estás conforme, buscá a otra persona”. No tengo filtro, soy sincera y digo lo que me parece. Si sigo vigente y en la pole position después de 31 años es por esa responsabilidad y respeto. Con los “personajes difíciles” tenés que ubicarte de igual a igual, no en actitud pollito sino de par y que entienda que es un trabajo de equipo. Y si son de otro país y no te conocen, entonces desde el hola les vomitás el currículum.

Noticias: ¿Le pidieron algo que no estaba de acuerdo hacer?

Autino: Me ha pasado que el séquito de acompañantes y adulones me diga “poné esto que es más moderno”. Pero a determinada edad, lo más moderrrno (sic) no te va a favorecer y yo te tengo que cuidar aunque tu entorno te diga que eso es más moderrrno. Ponete una remera o un collar más moderno pero en el maquillaje no va. A todos nos da miedo que venga alguien más joven y nos saque el lugar pero la experiencia sirve para saber cuándo va y cuando no va lo moderno. Pero digo que sí, me la mastico, puteo y le digo “bueno, si lo querés así, probamos y después me decís”. Y termino trabajando el doble porque al rato se arrepienten.

Noticias: ¿Con qué desastres se encuentra?

Autino: El mayor es la cara de simio que no tiene que ver con el maquillaje sino con los exagerados tratamientos y cirugías que terminan pareciendo muñecas de cera más viejas que si tuvieran arrugas y la sonrisa que te hace joven. Tengo clientas a las que les he dicho esto, “no te hagas más nada que estás divina así”, y dejan de llamarme para no tener que mentirme cada vez que voy: “No, no me hice nada, estoy igual”. ¡Se creen que una es idiota! Si hay alguien que tiene experiencia en caras, soy yo.

Noticias: ¿La juventud es la mayor obsesión femenina?

Autino: Sí, ser, parecer jóvenes. Ojalá encontrara la poción mágica de la juventud. Estoy a favor de los tratamientos y las cirugías pero lo que critico es dejar de ser vos misma. Pongo como ejemplo a Mirtha Legrand: hay que sacarse el sombrero. A su edad, sigue manteniendo su cara. Tiene un lifting bien hecho que lo prefiero mil veces a los rellenos que te endurecen, te inflan y a una actriz la hacen perder su gestualidad. No sé, Mercedes Morán, por ejemplo: me encanta como actriz pero algo se hizo en la cara que le quitó suavidad, no se le mueve la frente.

Noticias: El maquillaje es ilusión. ¿Qué pasa cuando una se lo saca al llegar a su casa? ¿Qué provoca en el señor que te acompaña?

Autino: Hay señores que me vuelven a llamar (risas). El chiste de siempre es ¿no podés estar en nuestra mesa de luz? El maquillaje es la principal herramienta que tenemos las mujeres para que cada día te veas mejor pero hay cosas que van a suceder de todos modos en la cara y el cuerpo y hay que aprender a vivir con eso, aprender a mirarnos al espejo y ver qué cosas son las que nos gustan. Pero si un hombre se asusta cuando te sacás el maquillaje, ese hombre no vale la pena, ¿para qué estar con un tipo así?

Noticias: Hablemos de sus clientas. Lo que pueda decir, entendemos. Empecemos con Araceli González.

Autino: Araceli es divina y mucho más cuidadosa y detallista con los demás que con ella misma. A ella lo que más le gusta son sus ojos. “Me gusta esos ojitos de putita que me hacés”, me dice por el brillito que le pongo para que queden bien chispeantes.

Noticias: Catherine Fulop

Autino: Cathy es obsesiva con su físico y su tic son las cejas: tiene una que se le baja y tardamos tiempo en eso. Se cuida muchísimo, se hace montones de tratamientos.

Noticias: Florencia de la V.

Autino: Florencia ya tiene la piel de una mujer, un poquito más gruesa nada más, no tiene ni un pelo en la cara salvo como cualquier mujer después de los treintitantos. Lo que hay que cuidar es suavizar el maquillaje, no hacer nada duro ni rígido para que no aparezca nada masculino.

Noticias: ¿Qué te parece el look de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner?

Autino: Ha mejorado muchísimo. Antes usaba ese blanco nacarado, el negro intenso y toda la pestaña pegoteada. Hoy ya eso no lo vemos, mejoró mucho. Pero sigue con las cejas muy rígidas, es lo que más le corregiría. El estilo de ella es mucho y hay que respetarlo. Pero lo suavizaría un poco y que no fuera tan lineal porque eso endurece y envejece.

Noticias: ¿A quién le gustaria maquillar?

Autino: Jennifer Lopez, Madonna, Rihanna porque son muy cuidadosas del maquillaje. A Carolina de Mónaco porque cuando era chiquita me decían que me parecía a ella. Pero sobre todo me encantan los desafíos, no la más linda sino la que tiene alguna dificultad o es mayor.

Noticias: Todo el tiempo ve mujeres lindas. ¿Qué cara la sorprendio?

Autino: Claudia Schiffer a cara lavada. Tuve que hacerle la tintura de pestañas y rezaba Padres nuestros para que no se cayera nada en esa cara millonaria.

Noticias: ¿El maquillaje arregla todo?

Autino: Sí, arregla todo. Lo que no tiene arreglo es el gesto. Y si justo el fotografo disparó en mal momento o no sabés posar, bueno, es lo que sale.

De shopping

Diarios y revistas: Allure, Vogue, L’Officiel.

Perfume: Miss Dior.

Restaurant: Osaka.

Ropa: Adriana Costantini.

Vino: Rutini Malbec.

Tarjeta de crédito: Visa, Mastercard.

Teléfono: Blackberry, Samsung.

Auto: Volkswagen.

Anuncios

Un pensamiento en “Mabby Autino. Entrevista revista Noticias

  1. Pingback: Cadena de favores (publicitarios) en el periodismo con fines de lucro | Espectadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s