Subirse a los tacos. revista Noticias

El femme style de Marcelo Tinelli.

No es de mal pensada imaginar que todo lo que hace Marcelo Tinelli al frente de “Showmatch”es por sumar rating y convalidar su tan mentado olfato para percibir por qué andarivel corre esa conjunción momentánea y caprichosa llamada “interés popular”. Puede ser la obviedad machistonga de cortar polleritas o el hallazgo de inventar personajes gracias a su indiscutible capacidad para transformar lo invisibilizado (que no es igual a invisible) en novedad efímera, hasta un próximo volantazo que cambie el foco en búsqueda de mayor rendimiento.

En ese contexto se ubica la operación tacos lanzada el pasado jueves 18 cuando el “Bailando” estrenó el ritmo Femme Style, una danza que “surgió en las pasarelas, con mucha caminata y poses, mezclando ritmos urbanos como el hip hop y el jazz, con movimientos femeninos y sensuales subidos a unos stilettos de 15 centímetros”, explica Verónica Gregorio, directora de la escuela Full Dance donde desde hace tres años la docente Micaela Kraoshaar enseña esta disciplina también denominada vogue, gogo style o waacking. “Este ritmo reconoce varias tendencias e influencias, incluidas las drag-queens que son unas grandes caminadoras de tacos. Por cierto, es el varón -subraya- y no la mujer, el que se lleva todas las miradas en esta danza, por su musculatura firme y su porte. De alguna manera, la pareja compite en una auténtica guerra de divas.”

Un pasito nuevo.

Quedó claro que el femme style no es un invento de Tinelli ni tampoco de los bailarines Gabo Usandivaras y Juan Carlos Acosta que se disputan quién lo hizo primero. Ahí está youtube con Beyoncé y, cuándo no antes, Madonna para demostrar que todo puede ser traído y llevado. Pero separemos. Porque por un lado, tenemos una danza urbana y occidental, que ubica al varón en el lugar central de atracción a través de maneras tradicionalmente femeninas; y por otro, el uso y la puesta en escena que hace de eso el programa más visto de la televisión.

En cuanto a lo primero, se puede seguir desgranando acerca de que fue de los estereotipos de género. Para la psicóloga Mónica Cruppi, todo se ha resignificado y deconstruído: “¿Qué es ser hombre y qué es ser mujer en la actualidad? Tendríamos que volver a preguntárnoslo. La mujer ha cambiado su subjetividad y eso produjo indefectiblemente una transformación en la subjetividad masculina que todavía es confusa. Lo que antes demarcaba lo femenino y lo masculino se ha corrido a tal punto que podíamos pensar en una masculizaciòn de lo femenino y en una feminización de lo masculino y también en otras maneras de pensar las diferencias sexuales”.

Hace poco más de un mes, el empresario Ricky Sarkany presentó una publicidad protagonizada por la actriz Isabel Macedo y el modelo internacional Lucho Jacobs donde el chico luce y seduce con traje negro y taquitos colorados, bajo la consigna de elevarse, superarse, conectarse, para alcanzar a esa mujer que adora los zapatos. “No estamos preparados como sociedad para observar la desvirilización masculina. En la intimidad todo vale pero es diferente en una pantalla, donde puede ser visto por adolescentes. ¿Cuál es el mensaje? ¿Que para seducir un varón debe adoptar un estilo femenino? Los roles han cambiado pero los tacos, ese modo de caminar, representa una sensualidad netamente femenina. ¿Los hombres necesitan adoptarla para seducir? ¿Y a quiénes?”, pregunta la sexóloga Sandra Lustgarten, segura de que resulta aún chocante para el público ver al macho en stilettos.

El Tinelli Style

Y el gran ganador, alfa entre los alfas televisivos, se puso los zapatos diseñados por su mujer Guillermina Valdez y desfiló, preguntándose sobre el peligro que corría su flamante designación como personalidad destacada de la Cultura porteña. Algo de práctica tenía: en julio de 2012 con el impulso de Charlotte Caniggia, toda la troupe lo siguió en tacos y pelucas en una carrera que se dio en llamar la “maratón gay”. Fiestita que subió el rating a más de 30 puntos pero que también provocó el rechazo de la Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FLGBT) por “reforzar estereotipos, lesionar la dignidad y promover prácticas discriminatorias, alejadas del espíritu de igualdad que ha decidido abrazar la sociedad argentina”.

Pero dos años después, el montaje es otro y las respuestas también. Esta vez no se trató de una estudiantina cuasihomofóbica sino de un nuevo ritmo donde el conductor instala otra vez su chiste más transgresor. Para la Comunidad Homosexual Agentina (CHA), presidida por César Cigliutti, constituyó un hito reivindicatorio de la diversidad y en contra de los estereotipos machistas: “Que Tinelli y los concursantes se suban a tacos y tengan movimientos ‘femeninos’ ayuda a enfrentar a algunas actitudes machistas y a reivindicar lo que se llama ‘mariconear’”. El gesto de la CHA no fue unánime. Para la legisladora porteña María Rachid, presidenta de la comisión de Derechos humanos, garantías y antidiscriminación, lo sucedido en el programa es una burla hacia las mujeres y la diversidad sexual. “Los comentarios sexistas, la subestimación y cosificación de las mujeres en general y ahora la ridiculización de la femineidad son parte del andamiaje cultural que construye las escenas de violencia hacia las mujeres”, dice la ex vicepresidenta del INADI. Desde Rosario, también Luciano Fabbri, politólogo feminista e integrante del Movimiento Popular Patria Grande, criticó la postura de la CHA: “No hay que confundir visibilización con imbecilización. Que el ‘fiolo’ de la TV se ponga tacos no implica ningún cambio cultural para festejar, ni mucho menos una reivindicación política del mariconeo, sino otra página de su histórica ridiculización para el consumo heterosexista”, escribió en el portal de noticias “Notas. Periodismo popular”.

Pero volvamos a lo importante. Al menos, lo importante para Tinelli. El jueves 18, cuando empezó esta historia, el rating de “Showmatch” alcanzó 21,4 puntos, es decir, si bien continuó en el lugar del más visto, no se diferenció. Apenas una semana atrás, el jueves 11, había llegado a 22,2 con el debut de Lali Espósito en la salsa trío. El femme style no rindió aunque quizá Valdez venda más zapatos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s